Publicidad





Viajes 20Minutos.es

Ultimas Busquedas

Etiquetas


Site Meter

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Castroviejo es un lugar repleto de rocas de formas fantásticas que ha ido labrando el efecto de la erosión del viento, la lluvia, el hielo y la nieve.
  • Para alcanzarlo atravesamos un tupido bosque de pino albar.
  • Un poco más allá nos encontramos con Cueva Serena, un remanso de paz.

Castroviejo

“Caprichosas formas” solemos decir de esos lugares que han sido modificados por los fenómenos de la naturaleza con el paso del tiempo, de mucho tiempo. Es el caso del paraje de Castroviejo, en el municipio soriano de Duruelo de la Sierra.

Se trata de un lugar repleto de rocas de formas fantásticas que ha ido labrando el efecto de la erosión del viento, la lluvia, el hielo y la nieve. Estas caprichosas formaciones naturales se unen en conjuntos, haciendo de Castroviejo una especie de museo al aire libre de esculturas casi imposibles.

Duruelo de la Sierra está al noroeste de la provincia de Soria, a 55 kilómetros de la capital. Para acceder a este paraje, desde la carretera comarcal SO-850 de Covaleda a Duruelo, a la entrada del pueblo, se toma a mano derecha una pista forestal siguiendo un indicador. El recorrido es apto para vehículos.

Desde el comienzo de la pista el recorrido es de unos 7 kilómetros y discurre bajo una masa de pino albar típica de la comarca pinariega. También es posible el acceso a pie siguiendo el GR 86 desde el mismo pueblo.

A unos trescientos metros bajando por el camino forestal que continua, ya sin asfaltar, sale una senda a la derecha, y a unos cinco minutos paseando nos encontraremos con Cueva Serena, un remanso de paz.

Y si hemos llegado hasta Castroviejo tal vez podamos acercamos a disfrutar de otras maravillas que la naturaleza ha desperdigado generosamente por Soria. Algunos parajes de esta zona son el Pico Urbión y el nacimiento del río Duero, la fuenta del Berro o Peñas Blancas.

A la hora de comer, en la gastronomía de la zona destacan las sopas de ajo, los torreznos, la peculiar morcilla dulce, las migas del pastor (con pan de hogaza, pimiento verde, aceite, ajo y sal), la caldereta de cordero o de toro, truchas y cangrejos de río, y el tradicional ajo carretero, un guiso de cordero del que se extrae una sopa que se come tras la carne. Estas tierras sorianas también tienen estupendos embutidos, y, no podía faltar uno de los productos estrella de la zona, las setas y las trufas.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Resurge la pasión por la casquería: oreja a la plancha y las olvidadas gallinejas.
  • No pueden faltar los encurtidos: berenjenas, banderillas, pepinillos o escabeches.
  • Para endulzar, las rosquillas del Santo: las listas y las tontas.

Rosquillas por San Isidro

La festividad de San Isidro es cada año una oportunidad ideal para disfrutar de la gastronomía madrileña. La tradición gastronómica de Madrid es mucho más que su cocido. Callos, gallinejas, patatas bravas, calamares a la romana, las rosquillas del santo… y mucho más.

La base del cocido madrileño está en los garbanzos que cuecen en una olla, a fuego lento, junto con diferentes carnes de cerdo, ternera y pollo. Se degusta en tres platos: primero la sopa; después los garbanzos acompañados de patata, zanahoria y repollo; y por último, chorizo, morcilla y las carnes, de vacuno, pollo o gallina y cerdo.

La fiesta de San Isidro tiene su lugar emblemático en La Pradera. La zona está repleta de chiringuitos en los que se puede comer pinchos de tortilla, gambas a la gabardina o patatas bravas.

No pueden faltar los encurtidos, es decir, aceitunas, berenjenas, banderillas, pepinillos o escabeches. Y si hay oportunidad, los callos a la madrileña o el siempre sabroso bocadillo de calamares.

Estos días, resurge la pasión por la casquería: oreja a la plancha y las cada vez más olvidadas gallinejas. Se trata de vísceras de cordero fritas, que en otros tiempos fue un plato muy popular y hoy se recupera para festividades muy castizas como San Isidro o las fiestas de la Virgen de la Paloma.

Para endulzar, además de los barquillos, las rosquillas del Santo: las listas, recubiertas de azúcar y con un agujero, y las tontas, sin azúcar ni agujero.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

EUROPA PRESS

  • En el Ctaste, un restaurante situado en Ámsterdam, se come en la oscuridad.
  • Eenmaal es el primer restaurante del mundo pensado para ir a comer solo.
  • Lab111 fue antes una morgue y hoy es posible comer bajo la gran lámpara de la mesa donde se practicaban las autopsias.

Comer bajo una lámpara de autopsias

Si hablamos de gastronomía Holanda no suele estar en la lista de nuestros favoritos. De hecho nos costaría definir qué es la gastronomía holandesa, si es que existe. Pero Holanda es un país abierto, ocurrente y sin prejuicios, lo que le permite ofrecer a los foodies (sí, esa palabra inglesa que define a los locos por la gastronomía) restaurantes muy originales, donde se puede comer solo, a oscuras, en un plataforma radiofónica, o bajo la lámpara de una mesa de autopsias.

El Ctaste es un restaurante situado en Ámsterdam basado en la en las ganas de disfrutar con los sentidos, ya que se come en la oscuridad. El menú sólo esboza sus líneas generales, siendo cuatro las opciones a elegir: el menú sorpresa, el de pescado y marisco, el de carne y el vegetariano. La elección se realiza en una sala con luz desde la que camareros invidentes trasladan a los comensales a un salón totalmente a oscuras, donde comienza la aventura.

El carácter cosmopolita de Ámsterdam también se refleja en las iniciativas de sus habitantes. Y es que es en esta ciudad donde se ha inaugurado un novedoso concepto de restauración: Eenmaal, el primer restaurante del mundo pensado para ir a comer solo. Sólo hay mesas para uno. La idea es “romper la percepción de que comer fuera de casa solo no es muy atractivo”, aseguran desde el restaurante, en el que hay revistas y periódicos pero no wifi.

También en Holanda se puede disfrutar de menús basados en conceptos arquitectónicos. Así son los platos temáticos del restaurante De culinaire werkplaats, donde se practica una especie de eatinspiration, con platos originales y vistosos, con mucho color negro y texturas insólitas, como los papeles comestibles. Lo más sorprendente llega en forma de no-cuenta: en este restaurante no hay precios, cada uno paga lo que cree que vale su cubierto.

REM Eiland es peculiar por su ubicación. Se inauguró en 2011 y está situado en una plataforma construida en los años 60 y que en su día sirvió como base de operaciones para una estación de radiodifusión comercial no autorizada y que emitía desde aguas internaciones. En 2006 la plataforma fue desmantelada, pero se gestó un plan para salvarla y convertirla en restaurante. Consta de dos plantas y una gran terraza panorámica con una espectacular vista de 360 grados de Ámsterdam, el canal IJ y el puerto.

La ubicación de Lab111 tampoco resulta convencional: un antiguo laboratorio de anatomía patológica reconvertido en centro cultural. El elemento más significativo de su pasado como morgue es la gran lámpara de la mesa de autopsias, que hoy preside la sala principal del restaurante. La fachada del edificio sigue siendo también la original.

Fuera de Ámsterdam, concretamente a 20 kilómetros del centro de Rotterdam, se puede encontrar un bio-restaurante: Uit Je Eigen Stad, situado en una nueva zona en la que las granjas de animales y los huertos ecológicos han sustituido a antiguas fábricas abandonadas. En este restaurante el menú es cambiante porque está elaborado con productos locales y de temporada. Hay además una tienda para poder llevárselos a casa. Y también se organizan actividades infantiles, talleres y ferias de productos.

Y por último para los fans de la pinturas campestres de Van Gogh en Nuenen, en la provincia de Brabante, donde nació y vivió el pintor, se encuentra De Watermolen van Opwetten, uno de los molinos que inmortalizó con sus pinceles en 1884 (Molino de agua en Opwetten, actualmente en manos de un coleccionista privado). Es posible disfrutar de una comida en pleno contacto con la naturaleza para poder sentirse como dentro de un cuadro del pintor mientras se desgustan típicos platos holandeses.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Se siguen manteniendo los tradicionales mercadillos al aire libre, como el Mercadillo del Jueves, el del Charco de la Pava o el del Parque Alcosa.
  • La calle comercial por excelencia de la ciudad es la calle Sierpes.
  • La producción de cerámica artística se localiza principalmente en Triana.

La Torre del Oro

Sevilla se ha vestido de gala para su Semana Santa y lo vuelve a hacer estos días con la Feria de Abril. Pero si queremos hacer nuestra visita por una Sevilla más tranquila sólo debemos esperar unos días. Tras la Semana Santa y tras la Feria de Abril hay mucho que ver y hacer. Estas son sólo algunas posibilidades.

Para los amigos del mercadillo
Se siguen manteniendo los tradicionales mercadillos al aire libre, como el Mercadillo del Jueves (todos los jueves en la calle Feria del Barrio de la Macarena), el Mercadillo del Charco de la Pava (los sábados en la Isla de la Cartuja) o el Mercadillo del Parque Alcosa de los domingos, situado en la Avenida Juan Carlos I, donde los coleccionistas filatélicos pueden adquirir sellos y monedas.

Para descansar
El Parque de María Luisa es conocido por sus gentes como el Central Park español. Este enorme pulmón verde sevillano debe sus orígenes a los duques de Montpensier, quienes, en 1849, adquirieron el Palacio de San Telmo y encargaron al jardinero francés Lecolant la construcción de un gran jardín.

Para familias
Isla Mágica es un parque temático situado en el Pabellón de España de la Isla de la Cartuja, ideal para pasar un rato divertido con los niños. Especialmente recomendable es el Cinemoción; una pantalla de 3D en la que se proyectan emocionantes películas de piratas, guerreros, astronautas, etc.

Para ir de compras
La calle comercial por excelencia de la ciudad es la calle Sierpes. Allí encontraremos de todo: bares, cafeterías, tiendas de ropa, de recuerdos (de los más refinados a los más kitsch), la gigantesca Librería Beta –que ocupa el espacio del antiguo teatro imperial– o confiterías como La Campana.

Para amigos de la artesanía
La producción de cerámica artística se localiza principalmente en el barrio de Triana. Tampoco nos olvidaremos de destacar las piezas artesanales de La Cartuja –firma fundada en 1839 por Charles Pickman–, que podremos encontrar por toda Sevilla, y la arraigada tradición de utilizar mantillas.

Para aventureros
Conocer Andalucía desde el aire es una experiencia inolvidable. Si te acercas hasta Aerohispalis y contratas uno de sus vuelos en ultraligeros, podrás contemplar atardeceres mágicos y playas a vista de pájaro, muy recomendable.

Para desaparecer
Los baños árabes Aire de Sevilla son el paraíso del relax. Este refugio bebe de la historia de los antepasados que hicieron del baño público un arte para los sentidos. Un escondite donde el silencio se impone y con unas vistas privilegiadas desde la terraza.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

DANIEL G. APARICIO

  • El helado artesanal vive un momento de auge.
  • Una maestra heladera da algunas de las claves del éxito.
  • Una heladería valenciana es finalista en el Gelato World Tour, un concurso internacional de heladería artesanal que elige el mejor sabor del año.

Heladería artesana

Se aproximan los calores estivales y el cuerpo pide alivios refrescantes, agradable brisa para la piel y grato frío para el paladar. Llega el tiempo de los granizados, la temporada alta del helado, un producto que si bien se consume durante todo el año, se disfruta mucho más en los días sofocantes de primavera y verano.

El origen del helado es incierto, aunque suele marcarse como precedente más antiguo la China de hace cuatro milenios, cuando el ser humano ya sentía la necesidad de aliviar el calor a través del sentido del gusto. A día de hoy, tras siglos de perfeccionamiento, el arte del dulce helado constituye toda una industria que se debate entre la masiva producción industrial y la creciente demanda del producto artesano, que se encuentra en un gran momento, tal y como ha confirmado a 20minutos José Luis Gilbert, presidente de la Asociación Empresarial Nacional de Elaboradores Artesanos y Comerciantes de Helados y Horchatas (ANHCEA).

“Hubo un tiempo en el que los productos industriales nos perjudicaron mucho, pero en estos momentos el helado artesano ha vuelto con fuerza. Hay más y mejor formación, y eso se nota. Francamente estamos en alza”, asegura el máximo responsable de una asociación que puede presumir de tener, en colaboración con la Universidad de Alicante, el único curso de experto universitario en la elaboración de helados artesanos que existe en el mundo.

Uno de los factores que han ayudado a la popularización del helado artesano es la progresiva desaparición de complejos. “Antes era impensable ver a un adulto comiendo un helado por la calle. Siempre se ha consumido, pero en familia, en casa. No se veía esa imagen que se veía en otros países de un adulto con un helado por la calle”, asegura Gilbert.

En cuanto a tendencias, las hay, pero no siempre relacionadas con sabores tan estrambóticos como el helado de morcilla, el de tomate, el de chicle o el de aceite de oliva. “Cada vez se hacen productos un poco más complejos. Se van añadiendo nuevos ingredientes, sobre todo a los helados clásicos, a los que se les incorporan productos más o menos crujientes, veteados… Lo que se vende son sabores fácilmente identificables a los que se añade alguna novedad, el helado de vainilla con salsa de caramelo y espéculos, por ejemplo. Es más difícil cuando se habla de productos más exóticos, los helados raros tienen una venta muy anecdótica”, comenta el presidente de ANHCEA.

De la economía a la heladería

La italiana Freya Lo Giudice, propietaria de la heladería Sani Sapori del madrileño barrio de Lavapiés, es una de esas heladeras artesanas avaladas por una gran formación. Licenciada en economía, Freya abandonó su trabajo en un banco —labor que consideraba amoral y nada creativa— para centrarse en la que fue su pasión desde niña, los helados.

Helado.“Como soy celíaca, mis padres siempre buscaban heladeros artesanos que fabricaran totalmente ellos los helados para poder preguntarles cuáles eran los ingredientes, cómo lo hacían… Así que yo me he criado con los mejores heladeros. Y cuando vine a Madrid no encontraba helado como el que había comido en mi tierra“, cuenta Freya, quien decidió entonces formarse y convertirse en una maestra heladera experta en nutrición y salud. “Además, me dejé guiar por mi olfato y mi gusto, un poco como todos los artistas, porque yo creo que el mundo del artesano es un mundo de arte”, añade.

Su filosofía, como la de todo heladero artesano, es la de la oposición a los productos artificiales y la potenciación de los alimentos naturales de gran calidad. “Siempre he rechazado la idea del helado industrial. Fundalmente me rijo por el hecho de que cuanto menos elaborado esté lo que comemos, menos tiene que trabajar nuestro cuerpo para descomponer estas cadenas que a veces a nivel industrial son muy largas y, entre comillas, cansan a nuestro organismo y no alimentan tan bien como deberían”, explica.

Freya, que elige los sabores en base al grado de madurez de la fruta y de lo sanos y naturales que sean los productos, señala algunos falsas creencias y curiosidades poco conocidas sobre el helado:

No engorda: “Se trata de un compuesto de fruta, agua y azúcar, leche, crema fresca, nata, eventualmente huevo… y se elabora mediante el movimiento y el frío, que es lo que le da la cremosidad, no las grasas. La gente piensa que los helados aportan mucha grasa, pero eso es un falso mito. Los sorbetes de fruta no tienen ninguna grasa ya que son simplemente fruta, agua y azúcar —yo uso azúcar de caña ecológica—, y en el caso de los helados que son de leche o de crema como máximo puede llegar a tener un 12% empezando desde un mínimo de un 1,5% si hacemos, por ejemplo, uno de yogur desnatado. Es un mito que el helado engorde o pueda subir el colesterol. Nunca llega a tener el mismo contenido en grasa que puede tener el queso, una tableta de chocolate o un embutido en general”.

Depende del aire: “Un dato que poca gente sabe es que el aire es una parte fundamental de la elaboración del helado. Es un proceso parecido al de montar la nata. Pues bien, cuando se hace artesanalmente, al helado se le introduce un 20% de aire como máximo mientras que en los procesos industriales se utilizan unos compresores que llegan a introducir un 300% de aire. De este modo, si compras un litro de helado artesano y otro de helado industrial y dejas que se derritan, del industrial se pierde un 25%, pero del artesano no desaparece apenas nada. Es decir, el helado artesano no es más caro sólo porque tenga más calidad sino porque en realidad también tiene más cantidad de producto.”

Puede tomarse todo el año: “El helado tampoco enferma, ni se traga ni se masca, el helado se saborea. Uno enferma por una bacteria no porque haya comido helado. Sí, está frío, pero ni siquiera te lo tragas. Normalmente lo que se hace con el helado realmente bueno es saborearlo, se derrite en la boca y cuando llega a la garganta teóricamente ya tiene la temperatura de nuestro cuerpo. El helado se tiene que derretir despacito en el paladar y de ahí es de done salen todos los matices, los sabores, los aromas, que tienen que ser naturales. Es una lástima pero se nota una diferencia de un 80% de ventas de helados entre invierno y verano.”

Parte de lo local: “El helado artesano es un producto elaborado con materia prima fresca. Siempre se busca lo mejor empezando por lo que hay cerca. Yo, por ejemplo, siempre miro qué fruta puedo conseguir en la comunidad de Madrid. Luego obviamente hay cosas que no se cultivan aquí y hay que buscarlas fuera. En ese caso hay que intentar conseguir alimentos con denominación de origen, produtos ecológicos o que por lo menos tengan una calidad muy elevada”. José Luis Gilbert, presidente de ANHCEA, también destaca la importancia de dar prioridad a los productos locales, “algo que ahora favorece mucho la UE”.

El mejor sabor del año

Una de las mayores iniciativas internacionales para promocionar el helado artesanal es el Gelato World Tour, un concurso que se desarrolla en etapas por todo el globo y que busca el mejor sabor del año elaborado al estilo tradicional italiano.

Maurizio Milani.Las próximas paradas del Gelato World Tour tendrán lugar en la ciudad de Austin, Texas (del 9 a l 11 de mayo), en Berlín (22 a 24 de agosto) y en Rímini (Italia), donde se celebrará una gran final (del 5 al 7 de septiembre) en la que España estará representada por la heladería valenciana Véneta y el helado con sabor a galleta de la abuela, ganador de la etapa del concurso que se celebró en Valencia del 5 al 7 de julio de 2013.

El propietario de la heladería, situada en el Puerto de Sagunto, es el maestro italiano Maurizio Milani, quien dice estar muy ilusionado con la oportunidad y que irá a la final “para intentar ganar”. Su sabor fue el elegido de entre dieciséis elaborados por algunos de los mejores heladeros de España, un éxito que él atribuye al carácter nostálgico de su propuesta.

“Es un sabor emocional, que recuerda a la niñez, a la escuela, a cuando comíamos galletas mojadas en un vaso de leche, a veces también untadas con Nutella. Todos hemos sido niños y, cuando comemos un helado, en cierto modo conectamos con esa infancia”, explica Milani, quien recuerda el éxito de la etapa española del Gelato World Tour. “Recibimos 140.000 visitantes en Valencia, miles de personas que buscaban probar helado de calidad. Fue muy emocionante”, señala.

En Rímini, el heladero defenderá su producto, elaborado con materias primas de alta calidad. “El helado tiene que ser cremoso, no debe estar cristalizado ni sentirse frío en la boca. Tampoco debe cansar al paladar. Ha de elaborarse con productos de gran valor y evitar todos los elementos químicos, que le quitan sabor y valor. Ante todo, tiene que quedar claro que el helado es un alimento bueno y saludable”, comenta.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • El Parque de Timanfaya es lo más parecido a un paseo por la superficie lunar.
  • El Mirador del Río, a 480 m. sobre el mar, es un excelente observatorio de la isla.
  • En el Parque Natural de los Volcanes hay que visitar los Hervideros.
  • El de la Cueva de los Verdes, de 2 kilómetros, es uno de los tubos volcánicos conocidos más largos del mundo.

Timanfaya

La isla canaria de Lanzarote conjuga naturaleza y ocio, modernos equipamientos y arquitectura tradicional. Es una isla salvaje y volcánica de poco más de 800 km2. De hecho, los dos puntos más alejados del territorio sólo están separados por 71 kilómetros.

Sin embargo, resumir sus encantos no es fácil. Esta lista apunta los hitos más destacados de Lanzarote, una isla declarada Reserva de la Biosfera:

Parque de Timanfaya
Es lo más parecido a un paseo por la superficie lunar, con abundancia de cráteres, barrancos y valles de lava solidificada. Son en total más de 5.000 hectáreas de ancestral tierra de volcanes.

Mirador del Río
Una gran sala construida en piedra con enormes ventanales. Es un lugar a 480 metros sobre el nivel del mar y excelente para observar no sólo Lanzarote sino el archipiélago Chinijo.

Cueva de los Verdes
Se trata de una espectacular formación surgida por una erupción volcánica. Pertenece a un sistema de tubos subterráneos y su recorrido de 2 kilómetros es uno de los tubos volcánicos conocidos más largos del mundo.

Jameos del Agua
Es una gruta de similares características y origen, aderezada con el toque del arquitecto César Manrique. En su lago habita una peculiar variedad de cangrejo albino ciego.

Haría
Un oasis de vegetación dentro de la isla. Aquí se puede disfrutar de la arquitectura popular lanzaroteña y de sus diminutas y blancas casas con ventanas azules y verdes.

Jardín de Cactus
Es una plantación de las más diversas especies de cactus canario, americano y malgache que se dispone sobre una antigua cantera con forma de anfiteatro, en un nuevo esfuerzo de Manrique por crear arte natural.

Teguise
La antigua capital de la isla es una ciudad muy solitaria, limpia y cuidada. El domingo es día de mercado y las calles se llenan de puestos y de color.

Puerto del Carmen
Centro turístico con grandes playas de agua cristalina y calmada, con una de las ofertas de comercios y restaurantes más esplendida de Lanzarote.
 
Parque Natural de los Volcanes
Hay que visitar los Hervideros, dos agujeros en la lava por la erosión del agua, que choca con gran violencia.

El Golfo
Es un trozo de cráter con una laguna a la que las algas le confieren un tono verdoso. El agua se comunica vía subterránea con la playa de rocas negras que consigue un aparente resalte cromático.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Es un viaje de 2.500 kilómetros que recorre Irlanda de norte a sur.
  • El camino transcurre del Condado de Donegal al de Cork.
  • Playas vírgenes, acantilados de infarto, castillos, pueblos con encanto…

Irlanda, costa atlántica

‘La ruta costera del Atlántico’ es un viaje de 2.500 kilómetros que transcurre del norte al sur de Irlanda. El camino se inicia en el Condado de Donegal en el norte, rodeando toda la costa oeste hasta el Condado de Cork, en el sur.

Paisajes espectaculares, playas vírgenes, acantilados de infarto, la ruta presenta numerosos puntos de interés turístico como senderos, miradores, castillos y pueblos con encanto.

Noroeste
La parte noroeste de la ruta atraviesa los condados de Donegal y Sligo. En Donegal se encuentran Malin Head, el punto más septentrional de la isla, los acantilados Slieve League y playas de fina arena, como Tra na Rossan. Este tramo de la ruta también recorre la bahía de Sligo con la montaña Ben Bulben abrazando la carretera, así como el cabo Mullaghmore Heald, donde los surferos disfrutarán con olas gigantes, y el pueblo de Strandhill.

Oeste
La zona oeste de la ruta costera la forman los condados de Mayo y Galway. Sus lugares más destacados son las playas Dog’s Bay y Gurteen, la abadía de Kylemore y la montaña de Croagh Patrick, con vistas a la bahía de Clew. La leyenda cuenta que San Patricio expulsó a las serpientes de Irlanda desde esta zona e incluso hoy en día sigue siendo una zona de peregrinación.

Este tramo de la ruta atraviesa la ciudad de Galway, lugar en el que se puede disfrutar del Festival de las Artes en julio, la Semana de las Carreras de Galway en julio/agosto o el célebre Festival de Ostras y Marisco en septiembre.

Mediano Oeste
El litoral del oeste de Clare incluye playas como Spanish Point –en memoria del naufragio de la Armada Invencible en estas costas–, los acantilados de Moher, importantes centros de surf y golf como Lahinch, así como el Parque Nacional del Burren.

En el Condado de Limerick se puede visitar el estuario de Shannon, habitado por una colonia de delfines y de otras especies marinas, y disfrutar de las múltiples actividades culturales y lúdicas que tendrán lugar en Limerick, Ciudad de la Cultura 2014.

Suroeste
En este tramo de la ruta se encuentran los Condados de Kerry y Cork, que ofrecen la verdadera esencia irlandesa, no solo a través de sus paisajes sino también de las experiencias gastronómicas. El Anillo de Kerry recorre la península de Iveragh, desde la cual es posible llegar a las Islas Skelling, Patrimonio Mundial de la Humanidad.

La ruta termina en el oeste de Cork atravesando animados pueblos comos Clonakilty y Baltimore. El avistamiento de ballenas y delfines es muy común en estas aguas de mayo a septiembre. Mizen Head es el punto más meridional de Irlanda, desde donde se divisa el Faro de Fastned. Kinsale está considerado como uno de los centros gastronómicos más importantes de todo el país.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

EUROPA PRESS

  • Más de 300 parques de atracciones europeos abrirán sus puertas esta temporada, tras invertir más de 500 millones.
  • Se abren parques nuevos en Ungersheim (Francia), Roma (Italia) y Sochi (Rusia).
  • En Djurs Sommerland (Dinamarca), atracciones vikingas; en Bobbejaanland (Belgica), los Pitufos y Parque de Astérix (Francia) se amplia.

Parque temático de 'Angry Birds'

La presente temporada en la industria de atracciones europea marca un récord mundial en cuanto al número de nuevos parques y atracciones abiertas en toda Europa, tras una inversión anual promedio de más de 500 millones de euros, tan solo en nuevos juegos mecánicos. La oferta va de Francia a Rusia, pasando por Bélgica o Dinamarca. Temáticos o de atracciones, hay parques europeos para todos los gustos.

Los parques de atracciones en toda Europa han cerrado 2013 con cifras “muy positivas en sus negocios”, según la Asociación Internacional de Parques de Atracciones y Diversión Europeos (IAAPA). La mayoría de los parques observaron un aumento, tanto en visitantes como en ingresos. El éxito se ha atribuido en parte a las buenas condiciones climáticas durante los meses de verano y a un interés incrementado en los eventos de temporada (como Halloween y Navidad) que generaron visitas tanto en otoño como en invierno.

A la inversión para esta temporada se añade la apertura de tres parques completamente nuevos, que se abrirán este año en Ungersheim (Francia), Roma (Italia) y Sochi (Rusia).

‘Le Parc du Petit Prince’ en Francia será el primer aeroparque que abrirá sus puertas en la región alsaciana. Pertenecerá al grupo Aerophile y será gestionado por el mismo, famoso por sus globos cautivos. El parque invita a los visitantes a un viaje poético por el planeta de Antoine de St. Exupéry, poblado por zorros, ovejas, rosas y mariposas. Y en el aire habrá planetas y globos en el cielo.

Italia también contará con un nuevo parque de atracciones el ‘Cinecittà World’ en Roma que formará parte de la gran tradición de la industria internacional del cine. El parque ocupará un área de más de 140 hectáreas y será uno de los primeros parques temáticos de Italia dedicado a películas.

Finalmente el ‘Sochi Park’ será un nuevo parque ubicado en el lugar donde se celebraron los Juegos Olímpicos de invierno de 2014. Se trata del primer parque temático basado en el rico legado histórico y cultural de Rusia. Presenta cinco áreas en las que viven los cuentos y reina la aventura.

Otros parques europeos traen novedades. Así en Bobbejaanland (Belgica) se podrá disfrutar de los Pitufos, en Djurs Sommerland (Dinamarca) de nuevas atracciones vikingas, y en Futuroscope (Francia) de la ‘Time Machine’, una nueva atracción de inmersión inspirada en el mundo de Raving Rabbids, que ofrece una combinación de arte y la tecnología.

El Parque de Astérix (Francia) se amplirará en 2014 con la apertura de ‘El bosque de Idéfix’, en Heide-Park (Alemania) se pondrá en marcha la primera montaña rusa tipo wing coaster de Alemania y en el Europa-Park (Alemania) se abrirá una nueva atracción oscura denominada “Arthur The Ride”, basada en la exitosa trilogía de películas de Arthur y los Minimoys.

Finalmente Thorpe Park (Reino Unido) pondrá en marcha una nueva zona temática basada en los populares personajes de Angry Birds que contendrá la primera experiencia de pájaros y cerditos voladores en 4D del mundo y Disneyland París pondrá en marcha una nueva atracción y miniland inspirada en la película Ratatouille de Disney-Pixar ganadora del óscar.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

Cristina Gª Casado/EFE

  • La tantas veces olvidada Washington se incorpora al turismo de series.
  • Miles de personas llegan a la capital de los EE UU para recrear los pasos de sus personajes favoritos: Frank Underwood o Carrie Mathison.
  • Pero muchas de sus escenas están en realidad rodadas en Baltimore (Maryland) y Charlotte (Carolina del Norte).

Washington

Washington, la capital oficial de los Estados Unidos, no es su destino turístico más popular, al menos si se compara con Nueva York o Los Angeles. Pero Frank Underwood y Carrie Mathison le están echando una mano a la ciudad donde vive Barak Obama. House of Cards y Homeland están haciendo de Washington un destino de los turistas televidentes.
 
El Despacho Oval, las redacciones y los organismos internacionales: ése es el Washington que existe en el imaginario de millones de personas porque la ficción nunca les ha mostrado otro. Hasta ahora, cuando House of Cards y Homeland despiertan curiosidad por la ciudad que hay más allá de esos muros.

La tantas veces olvidada Washington se incorpora al turismo de series. Miles de personas llegan a la capital de EE UU para recrear los pasos de sus nuevos personajes favoritos: el congresista sin escrúpulos Frank Underwood y la brillante investigadora de la CIA Carrie Mathison.

Quieren comer costillas de cerdo con traje como el legislador en el escondido Freddy’s BBQ Joint, correr por el mismo cementerio que la pluscuamperfecta mujer del congresista, revivir la tensión de Carrie en la potente secuencia de la plaza Farragut y hacerse una foto en la puerta del apartamento de la joven en Adams Morgan.

“Lo que han hecho estas series es convertir Washington en un personaje secundario de la trama al ir más allá del escenario de la Casa Blanca”, comenta Toni de la Torre, crítico experto en series de televisión, cuyo último libro se titula Las series que no me dejan dormir (Now Books, 2010). “Cada vez que vemos a los personajes comer en locales o pasear por lugares reconocibles, la ficción está convirtiendo también el espacio en un personaje”, explica.

Washington ha sido escenario de incontables series, pero hasta ahora mostraban una ciudad de interiores con políticos, reporteros y funcionarios que no salían del trabajo o iban al supermercado. El ejemplo más claro es la serie por excelencia de la capital: la ya mítica The West Wing (El ala oeste de la Casa Blanca). Aaron Sorkin confinó a sus personajes y a una legión de seguidores durante 156 capítulos en las entrañas del número 1600 de la Avenida Pensilvania: la Casa Blanca.

Antes y después numerosas series redujeron Washington a despachos y redacciones: Capital News (1990), Murphy Brown (1988-1998), Commander in Chief (2005-2006), Political animals (2012), Scandal (2012-actualidad) y Veep (2012-actualidad), entre otras.

“El problema es que Washington ha sido para los creadores de series más un concepto que una ciudad poblada de seres humanos. Por eso ha aparecido hasta ahora siempre como centro de poder y nunca como un personaje de la historia“, dice Pep Prieto, crítico que ejerce de gurú para los adictos a las series en varios de medios de comunicación.

En esto llegó Underwood

Los dos éxitos más recientes de la ficción localizada en Washington comienzan a invertir esta tendencia. Los personajes de House of Cards (que se emite desde 2013) y Homeland (desde 2011) frecuentan bares, pisan la calle y usan pijama como el resto de los mortales a pesar de tener lo que en Washington se conoce como “trabajos tipo DC”, es decir, empleos en el Gobierno, el Congreso, un medio de comunicación o un organismo internacional.

Dada su popularidad, se han lanzado paquetes turísticos para vivir una experiencia House of Cards o Homeland en Washington. Pero que no les engañen: ninguno de los sitios fetiche del calculador Underwood o la obsesiva Carrie está realmente en Washington. Las trabas burocráticas de la capital hacen que los productores elijan lugares como Baltimore (Maryland) y Charlotte (Carolina del Norte).

En esas ciudades no sólo encuentran incentivos fiscales y precios mucho más asequibles, sino que se ahorran las medidas de seguridad que imperan en la capital especialmente tras el 11-S: es el precio por alojar al presidente de la nación más poderosa de la tierra.

Así, el congresista no conoce a la joven periodista Zoe Barnes en las escaleras del Kennedy Center de Washington, sino en el Joseph Meyerhoff Symphony Hall de Baltimore, a poco más de una hora pero a donde muy pocos turistas se aventuran a ir por su fama de decadente. Una realidad que, por cierto, retrata exhaustivamente otra serie: The Wire (2002-2008).

La lejanía entre escena y realidad irrita a los washingtonianos casi tanto como que no se muestre la vida cotidiana de una ciudad vibrante, internacional y plácida como es, para sorpresa de muchos, la capital administrativa y oficial de Estados Unidos.

El colmo es una de las escenas más recordadas de Homeland: aquella en la que hay un momento de gran tensión en una Farragut Square que nada tiene que ver con la desangelada plaza de Washington. Esta secuencia peca de uno de los mayores errores en las localizaciones de Washington: mostrar una ciudad con edificios altos cuando, en realidad y por una ley que data de 1899, está prohibido construir más de doce plantas, la altura aproximada del Capitolio.

Por eso los washingtonianos, orgullosos de su privilegiada ciudad de espacios abiertos y mucha luz, se hacen cruces cuando la ven retratada en pantalla como una urbe más, despojada de la identidad que le otorga precisamente una vista de pájaro en la que predominan, imponentes, el Capitolio y el obelisco del monumento a Washington.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

Adrián Espallargas/EFE

  • Lisboa ofrece un recorrido para conocer la ciudad por escenarios de conocidas películas rodadas en sus calles.
  • Más de 300 películas al año se filmen en las calles de la capital portuguesa.
  • Solo en 2013 Lisboa recibió casi tres millones de visitantes extranjeros.

Un tranvía circulando por las calles de Lisboa.

Lisboa es cinematográficamente única. Sus gentes, sus cafés, sus miradores y su luminosidad hacen que más de 300 películas al año se filmen en las calles de la capital portuguesa, lo que contribuye al boom que Lisboa vive a nivel turístico. La ciudad está de moda, y se nota. Solo en 2013 recibió casi tres millones de visitantes extranjeros, un 8% más que un año antes, atraídos por su conjugación única de majestuosidad y un toque decadente.

“Lisboa parece un decorado cinematográfico dispuesto a ser rodado”, asegura Liliana Navarra, directora de Lisbon Movie Tour, una empresa que ofrece recorridos por las “ruas” de la ciudad basados en el cine. Doctorada en cine portugués, esta italiana de 33 años vive en Lisboa desde hace una década y acaba de crear el proyecto para descubrir su ciudad favorita a grupos de turistas a los que enseña dónde fueron rodadas las dos películas a su juicio más importantes con sus calles como escenario.

“No hace falta que las personas que pasean con nosotros conozcan los filmes, ya que recorremos la zona histórica de la ciudad y yo voy mostrando los planos de las películas en una tableta digital”, explica la napolitana. La empresa oferta visitas guiadas en inglés, italiano, francés y portugués (en los próximos meses comenzarán los tours en español) y por el momento ofrecen dos recorridos por las calles de la ciudad del Tajo.

De ‘Sostiene Pereira’ al ‘Libro del desasosiego’

El primero adentra a los turistas en las escenas de la película italiana Sostiene Pereira, dirigida por Roberto Saenza. Durante dos horas, los participantes en el paseo visitan el tradicional Barrio Alto, los cuidados jardines de Príncipe Real y la señorial zona de Baixa Chiado. Sostiene Pereira está basada en una de las obras más destacadas del italiano Antonio Tabucchi, un declarado admirador de Lisboa que vivió largos temporadas en la capital lusa, donde falleció en 2012. A través de los planos que reúne la película se puede conocer una ciudad casi desconocida incluso para muchos locales.

Durante el paseo, Liliana se detiene a pocos metros del monumental arco de Rua Augusta, que conecta con la Praça do Comercio, enciende su tableta y muestra los instantes finales de la película italiana que fueron rodados justo en esa localización. “Ese es un momento crucial porque el personaje principal, que es periodista y decide finalmente contar la verdad sobre un asesinato pese a la férrea censura de la dictadura de Salazar”, explica la italiana.

La segunda caminata que ofrece Lisbon Movie Tour es más corta que la anterior y sumerge a los turistas en la película El libro del desasosiego, un filme portugués basado en la compleja novela firmada por Bernardo Soares, uno de los heterónimos del universal poeta Fernando Pessoa. Las escenas de la película llevan a los visitantes a perderse por la Baixa lisboeta para acabar en la imponente Praça do Comercio, dónde llegaban los barcos portugueses de los territorios de ultramar cargados de especias.





Viajes

No hay


Publicidad

Categorias

Blogroll