Publicidad





Viajes 20Minutos.es

Ultimas Busquedas

Etiquetas


Site Meter

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES/EP

  • El ‘street food’ –comer en la calle– es una tendencia de muchos países que llama a la puerta de las costumbres españolas.
  • El ‘colunching’ supone traer a casa a comer a invitados desconocidos, como variante del llamado consumo colaborativo.
  • Son opciones para los ‘foodies’, los fanáticos urbanitas del comer y beber.

Puesto ambulante de comida

Siempre nos gustó viajar y comer; siempre fue parte del disfrute del turista. Pero de un tiempo a esta parte la gastronomía se ha puesto aún más de moda, hasta el punto de que hoy un restaurante puede ser suficiente motivo para hacer un viaje, por lejano que sea el destino. Que se lo digan a los hermanos Roca, que –como antes Ferrán Adrià– no dejan de recibir la visita de comensales que recorren miles de kilómetros para emocionarse con sus platos.  

Pese a que España es una de las mecas gastronómicas del mundo, antes por tradición y ahora por vanguardia, lo cierto es que el inglés sigue marcando el lenguaje. De hecho, el amante del disfrute gastronómico ha pasado a ser un foodie. Mientras que la palabra francesa gourmet se vincula con la buena vida y muchas veces el lujo, uno puede ser foodie –un fanático del buen comer y beber– con un presupuesto más ajustado. De hecho el foodie es eminentemente urbano.

A este apasionado de la moda de comer le interesan las tendencias; porque sí, en esto de la gastronomía ya hay, como en el vestir, tendencias. El street food y el colunching son dos de las nuevas tendencias del buen comer y beber para esta temporada.

El street food, o comida callejera, es algo muy común en otros latitudes. Implica el disfrute sin más pretensiones de comer en la calle, aunque también tiene su versión más perversa –diríamos en España– que implica comer en la calle en mitad de la jornada laboral y en apenas 15 minutos.  

El colunching supone traer a casa a comer a invitados desconocidos. Viene de la mano de las nuevas tecnologías que ponen en contacto a usuarios y consumidores, hacia nuevas variantes del llamado consumo colaborativo. La idea es que los propios ciudadanos sean los que abran su casa a otros consumidores como anfitriones gastronómicos, y que entre todos se compartan los gastos de elaboración, fuera del ámbito profesional. Es también una manera espléndida de conocer la gastronomía “real” de una ciudad o país.  

Un análisis realizado por la consultora hostelera Linkers, sobre las estrategias que seguirán los negocios de restauración en España, habla de la llegada del street food y el colunching.

Su director general, David Basilio, reconoce que España es un país todavía “enraizado en sus tradiciones de consumo”, pero cree que hay nuevos públicos con “ganas de experimentar”. Para ello, propone “fomentar el uso de la vía pública y unas leyes municipales de venta ambulante más desarrolladas”, que hagan de este fenómeno un éxito como en la ciudad estadounidense de San Francisco, Berlín o París.





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Casa de Laila, como en un oasis marroquí, por su decoración y exuberante jardín.
  • En Casa del Mundo podemos ser cíngaros si dormimos en sus carromatos.
  • Cabañas en los árboles están a varios metros del suelo y rodeadas de árboles.
  • Lanzarote Retreats dispone de yurtas de estilo mongol y villas para familias.

Glamping

Lo bueno del camping es estar en contacto con la naturaleza; lo malo, para muchos, sus incomodidades. Para estos últimos, para los que se vienen quejando, ha nacido el glamping. La palabra proviene de la mezcla de glamur y camping: la posibilidad de alojarnos en plena naturaleza sin que eso suponga prescindir del máximo confort. Estos son algunos de los mejores glampings de España.

Casa de Laila. Alhaurín el Grande, Málaga
Como en un oasis marroquí, por la decoración de las tiendas y su exuberante jardín. Sus seis tiendas tienen una gran altura por lo que se puede estar de pie y cuentan con cómodas camas. Para una siesta contemplando la sierra de las Nieves, las hamacas que tienen bajo los árboles. En una espectacular piscina se sirve el desayuno.

Casa del Mundo. Tibi, Alicante
Aquí podemos ser cíngaros si dormimos en los carromatos o auténticos exploradores si elegimos alojarnos en una casa indonesia, una tienda de estilo safari-lodge africana o una jaima sahariana. Cuentan con piscina y la zona montañosa donde se encuentra es perfecta para dar un paseo, montar en bicicleta o pasear a caballo.

Cabañas en los árboles. Zeanuri, Bizkaia
Son cuatro cabañas situadas a varios metros del suelo, rodeadas de árboles y muy cerca de los parques naturales de Gorbeia y Urkiola. Eso sí, en un primer momento las escaleras hasta lo alto dan algo de vértigo. Todas cuentan con terraza y una decoración muy cuidada.

Lanzarote Retreats. Arrieta, Lanzarote
En cada uno de sus 17 eco-alojamientos, dentro de una gran finca a tan sólo 300 metros de la playa, a la palabra glamping se le suma la de lujo. Aparte de las yurtas de estilo mongol de diferentes tamaños disponen de villas, perfectas para familias. Cuentan con un espacio exterior privado donde relajarse en las camas balinesas.

Cloud House. Genalguacil, Málaga
También en este glamping podremos alojarnos en típicas yurtas mongolas usadas por este pueblo errante. Hay tan sólo dos yurtas disponibles y enclavadas entre naranjos; ambas cuentan con grandes camas y muebles realizados por artesanos locales. A tan sólo 20 minutos de paseo encontramos unas espectaculares piscinas de río naturales.

Refugio Marnes. Marnes, Alicante
Es como tener un camping para nosotros solos. Aquí podremos dormir en una auténtica jaima; está hecha por un especialista en este tipo de tiendas de campaña marroquíes. El interior está también decorado al más puro estilo beduino.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • En el Wellington, está el mejor japonés de España, el de Ricardo Sanz.
  • En el ABaC todo es lujo, también la cocina del televisivo Jordi Cruz.
  • En Echaurren se puede apostar por la cocina tradicional de la madre (Marisa Sánchez) o la moderna e imaginativa de su hijo Francis Paniego.

Restaurante Abac

Definitivamente, en España la gastronomía mueve montañas. Los hoteles, algunos, también se han convertido en templos del buen comer. En los hoteles con los mejores restaurantes de España se puede disfrutar de comer bien y dormir bien. En estos siete es posible, sin duda.

Wellington, en Madrid
Primero rompió el molde Baltasar Ibán Valdés, quien en 1952 levantó un hotel de lujo en pleno barrio de Salamanca de Madrid… ¡con garaje! Lo mismo hizo años después, pero con la cocina, Ricardo Sanz, el primer cocinero al que se le ocurrió meter trufa o huevo frito en una pieza de sushi. Su maestría y originalidad han hecho de Kabuki Wellington el mejor restaurante japonés de España y hay quien dice que de todo Occidente.

ABaC, en Barcelona
Es un grandísimo pequeño hotel –sólo hay 15 habitaciones– de la zona alta de Barcelona. El establecimiento agasaja a sus pocos huéspedes con lo mejor de lo mejor: amenities de Hermès, televisor Bang & Olufsen o textiles de Gastón y Daniela. En ese “lo mejor” también se incluye la cocina de su restaurante, con un equipo de jóvenes capitaneados por el televisivo Jordi Cruz, que elabora innovadoras joyas gastronómicas.

Echaurren, en Ezcaray (La Rioja)
Es un hotel gastronómico donde se respira buena cocina en cualquier rincón: en el juvenil Bistrot Comilón, en el Gastrobar E-Tapas, en el restaurante tradicional (con Marisa Sánchez. Premio Nacional de Gastronomía en 1987) y en el moderno (El Portal) donde probar la cocina más imaginativa de su hijo Francis Paniego (Premio Nacional de Gastronomía en 2012). Con las habitaciones pasa igual: están las decoradas a la antigua usanza y las de moderno diseño.

Hotel Único, en Madrid
Es un hotel boutique de 44 habitaciones, situado en la milla de oro madrileña, en un palacio del siglo XIX. Un jardín interior da acceso al restaurante de Ramón Freixa, que en poco tiempo se ha ganado a la ciudad con su cocina innovadora, bienhumorada y virtuosista. Freixa también se ocupa de los fantásticos desayunos del hotel.

Atrio, en Cáceres
Los arquitectos Emilio Tuñón y Luis Mansilla son los autores de un auténtico palacio del siglo XXI, en pleno Cáceres monumental y que mereció el premio FAD de Arquitectura en 2011. En ese edificio Toño Pérez y José Polo llevan más de 25 años deslumbrando con sus creaciones de alta vanguardia gastronómica. Soberbia su bodega circular, templo de vinos inencontrables e impagables

Hesperia, en Madrid
Todo es muy bonito y agradable en este hotel: la decoración de Pascua Ortega, las suites con Carta de Mimos, jardín y jacuzzi en la terraza, las flores por doquier… Pero también, o sobre todo, su oferta gastronómica, como en el restaurante Santceloni. Altísima cocina, impecable servicio, inagotable bodega y tremendo carro de quesos.

Santa Catalina, en Las Palmas
Este hotel lo fundó en la penúltima década del siglo XIX la empresa inglesa Canary Island Company Limited para hospedar a los familiares de los aventureros británicos residentes en África. Su leyenda ha crecido con la llegada a sus cocinas del cocinero José Rojano. Su restaurante La Terraza ha elevado la cocina canaria a las más altas cotas.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Los asiduos a visitar De Sandra, en Madrid, destacan el de mascarpone.
  • En Freskitto, en Málaga, el de crema catalana y el de vino moscatel con pasas.
  • En DelaCrem, en Barcelona, no se usan colorantes ni ingredientes artificiales.
  • Heladería Nossi-bé, en Bilbao, hace helado de salmón, setas o de aceite de oliva.

Helados

El Real Decreto 618/1998, de 17 de abril, que regula la elaboración y comercialización de helados en España, los define como “preparaciones alimenticias que han sido llevadas al estado sólido, semisólido o pastoso por una congelación simultánea o posterior a la mezcla de las materias primas utilizadas y que han de mantener el grado de plasticidad y congelación suficiente hasta el momento de su venta al consumidor”.

La definición nos deja fríos. La cuestión es que, en tarrina, cucurucho o en copa, sean cremosos, de sabor intenso y a ser posible naturales. Las heladerías artesanas saben de todo ello. Estas son sólo algunas de las que en España merecen ese calificativo.

Heladería De Sandra, Madrid
Este pequeño local lleva refrescando a sus clientes en el centro de Madrid desde hace más de 20 años. La heladería, pequeña, sorprende por sus 60 sabores. Los asiduos a visitar De Sandra destacan el de mascarpone, tal vez porque Sergio de Francesca ha sabido encontrar la receta perfecta con un queso italiano que marca la diferencia. únicos también, el de trufa italiana o el de queso con naranja.

DelaCrem, Barcelona
Aquí es “cremoso” el adjetivo que mejor define a los helados que prepara Massimo Pignata, que además son bajos en grasa, aptos para celíacos y los sorbetes no contienen ningún derivado de origen animal. No se usan colorantes ni ingredientes artificiales ni aromas sintéticos. El helado de pistacho no es verde fluorescente y las cerezas, otro indiscutible, se pelan a mano.

Heladería Nossi-bé, Bilbao
Con más de 100 años de historia, no es de extrañar que estos maestros heladeros hayan elaborado diferentes y originales recetas. Desde helados sin glúten o sin azúcar hasta propuestas gastronómicas del más alto nivel como helados de salmón, de setas naturales o de aceite de oliva, y siempre de manera artesanal.

Gelateria Freskitto, Málaga
José Antonio Romero ha recorrido toda Europa para formarse y aprender de maestros heladeros argentinos, italianos y alemanes. Ostenta orgulloso el segundo puesto en el Campeonato de España con su helado de crema catalana, uno de sus productos estrella, entre los que destacamos también uno muy querido por los malagueños: el de vino moscatel con pasas de Málaga, sin olvidarnos del de chocolate con Cuba o el de yogurt con fresas.

Helarte, Costa Teguise, Lanzarote
Llevan más de 10 años en la isla canaria y se han ganado el título de mejor heladería del archipiélago. Ayuda que uno se come el helado frente al mar y con unas vistas envidiables. Los más pequeños se sentirán tentados entre los helados con sabor a piruleta o palomitas de maíz. Y los más tradicionales encontrarán su preferido entre clásicos como menta con fideos de chocolate o trufa.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Los payeses ibicencos mantienen viva la producción de su vino, el vi pagès.
  • Sant Mateu d’Albarca localiza gran parte de la producción vinícola de Ibiza.
  • Para ver Pla de Corona, febrero, en plena floración de sus almendros.

Sant Antoni de Portmany

Aunque no sea la cara más conocida de la isla, Ibiza también es tierra de vid y vino. Al noreste de Sant Antoni de Portmany, las vides sustituyen a los hoteles. Los payeses mantienen viva la producción de su vino más característico, el vi pagès.

Sant Mateu d’Albarca es ideal para disfrutar de este vino. Aquí se localiza gran parte de la producción vinícola de Ibiza y varias bodegas ofrecen visitas guiadas y tentadoras catas. En esta localidad, un puñado de casas se apiñan en torno a su iglesia del siglo XVIII.

Por el Camí de la Talaia se llega hasta Santa Agnès de Corona. El Pla de Corona es uno de los parajes perdidos de Ibiza. Cuando sus almendros florecen, a mediados de febrero, el panorama no tiene nada que envidiar al de otras afamadas floraciones de la península. Hay que ver la capilla rupestre de Santa Agnès, de origen paleocristiano y una de las joyas históricas de la isla.

Antes habremos pasado por Sant Antoni de Portmany, o no, si preferimos alejarnos lo más posible del mundanal ruido. Conviene pasar por la cala des Moro, junto a la bahía y con el islote de Sa Conillera de telón de fondo. Si lo hacemos al final de la tarde podemos ver su puesta de sol, uno de los espectáculos naturales más bellos de las islas Pitiusas. En la cercana Cova de Ses Llagostes nos encontramos el Aquarium Cap Blanc, que funciona también como Centro de Recuperación de Especies Marinas.

Nuestro paseo puede acabar en Els Amunts, para disfrutar del espectáculo natural del mirador de cala Aubarca, alzado sobre un litoral de acantilados. Más allá, Santa Gertrudis de Fruitera, que las mañanas de los domingos de invierno acoge en los bares y cafés de su calle principal a todos aquellos que quieren degustar el queso de cabra autóctono y probar su vino más auténtico, el vi pagès.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • El de la Cueva de los Verdes, de 2 kilómetros, es uno de los tubos volcánicos conocidos más largos del mundo.
  • El Parque de Timanfaya es lo más parecido a un paseo por la superficie lunar.
  • En el Parque Natural de los Volcanes hay que visitar los Hervideros.
  • El Mirador del Río, a 480 m. sobre el mar, es un excelente observatorio de la isla.

Jameos del Agua

Lanzarote es una isla única y uno de los lugares más vírgenes de España; una isla salvaje y volcánica de poco más de 800 km2. De hecho, los dos puntos más alejados del territorio sólo están separados por 71 kilómetros.

Aguas cristalinas, volcanes, tierras desérticas, oasis de palmeras y playas kilométricas dan vida a esta isla declarada Reserva de la Biosfera. Sus encantos son muchos. Esta lista apunta los hitos más destacados de Lanzarote:

Cueva de los Verdes
Se trata de una espectacular formación surgida por una erupción volcánica. Pertenece a un sistema de tubos subterráneos y su recorrido de 2 kilómetros es uno de los tubos volcánicos conocidos más largos del mundo.
Parque de Timanfaya
Es lo más parecido a un paseo por la superficie lunar, con abundancia de cráteres, barrancos y valles de lava solidificada. Son en total más de 5.000 hectáreas de ancestral tierra de volcanes.

Jameos del Agua
Es una gruta de similares características y origen, aderezada con el toque del arquitecto César Manrique. En su lago habita una peculiar variedad de cangrejo albino ciego.

Parque Natural de los Volcanes
Hay que visitar los Hervideros, dos agujeros en la lava por la erosión del agua, que choca con gran violencia.

El Golfo
Es un trozo de cráter con una laguna a la que las algas le confieren un tono verdoso. El agua se comunica vía subterránea con la playa de rocas negras que consigue un aparente resalte cromático.

Mirador del Río
Una gran sala construida en piedra con enormes ventanales. Es un lugar a 480 metros sobre el nivel del mar y excelente para observar no sólo Lanzarote sino el archipiélago Chinijo.

Haría
Un oasis de vegetación dentro de la isla. Aquí se puede disfrutar de la arquitectura popular lanzaroteña y de sus diminutas y blancas casas con ventanas azules y verdes.

Jardín de Cactus
Es una plantación de las más diversas especies de cactus canario, americano y malgache que se dispone sobre una antigua cantera con forma de anfiteatro, en un nuevo esfuerzo de Manrique por crear arte natural.

Teguise
La antigua capital de la isla es una ciudad muy solitaria, limpia y cuidada. El domingo es día de mercado y las calles se llenan de puestos y de color.

Puerto del Carmen
Centro turístico con grandes playas de agua cristalina y calmada, con una de las ofertas de comercios y restaurantes más esplendida de Lanzarote.
 
Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • El Pesquera AF Hotel se ubica en las faldas del castillo de Peñafiel y destaca por su ‘loft’ de dos plantas y mobiliario de estilo escandivano.
  • Las habitaciones del Hotel Eguren Ugarte se integran en la sala de barricas.
  • El Casal de Viña Meín es una pequeña casa rural de arquitectura autóctona.

Hotel Eguren Ugarte, en Laguardia

El enoturismo crece y ha llegado para quedarse. Además de visitas a bodegas, catas y comidas de maridaje, este modelo de turismo ofrece la posibilidad de pasar la noche en la habitación de un hotel a sólo unos pasos de donde maduran los mejores caldos del país.

Los hay de todo tipo; clásicos, de diseño, vanguardistas, y en todos ellos puede vivirse una experiencia vinícola de 360 grados. Estas son algunas propuestas a lo largo de la Península.

Pesquera AF Hotel, en Peñafiel (Valladolid)
Este hotel-boutique de cuatro estrellas pertenece a las Bodegas Tinto Pesquera y se ubica en las faldas del castillo de Peñafiel, sede del Museo del Vino. El edificio cuenta con habitaciones dobles y suites, con cinco estancias de diseño. Marca la diferencia el Loft Premium El Castillo, de dos plantas y con mobiliario de estilo escandivano.

Como no podía ser de otro modo, Pesquera AF Hotel cuida la gastronomía, que podemos degustar tanto en el restaurante Luna Llena como en la Taberna La Perla, un gastrobar donde sirven tapas de autor.

Hotel Eguren Ugarte, en Laguardia (Álava)
Se encuentra en la villa medieval de Laguardia y cuenta con 15 habitaciones dobles, además de cuatro deluxe y dos suites. Predominan la luz natural, la madera y los colores cálidos. Su singularidad reside en que las habitaciones han sido integradas en la sala de barricas de la bodega, separando las estancias de las propias barricas por un muro de vidrio.

Hotel Eguren Ugarte cuenta con dos espacios gastronómicos: el tradicional asador Martín Cendoya y el restaurante Victorino Eguren, con cocina de autor, y donde es posible disfrutar de una cena de maridaje “a ciegas”.

El Casal de Viña Meín, en San Clodio (Orense)
Se trata de una pequeña casa rural de arquitectura autóctona. Aquí, en sus seis coquetas habitaciones, todo es de la “tierriña”. En los alrededores hay mucho por ver, pero en la galería se está muy a gusto con una copa de vino mientras se observan los viñedos.

El Casal de Viña Meín no cuenta con restaurante propio, pero si vamos en agosto podremos disfrutar de la Festa do Pulpo, en O Carballiño, un festejo gastronómico tradicional donde comer, además de pulpo, empanadas y carne de caldero.

Hotel Valbusenda, en Toro (Zamora)
Situado en la comarca con Denominación de Origen Toro, cuenta diferentes tipos de habitaciones, adaptadas a un viaje en pareja o para toda la familia. Desde todas ellas se tienen impresionantes vistas a los viñedos y la bodega. El Hotel Valbusenda está pensado para el descanso y por ello cuenta con wine spa, zona de fitness y piscina.

Para comer, cinco distintos espacios. Desde el restaurante Nube, donde degustar cocina de vanguardia hasta una enoterraza para una comida más informal, pasando por un bar & lounge o un night-club.

Hacienda Señorío de Nevada, en Villamena (Granada)
Su edificio es una construcción que, comprometida con el medio ambiente, emplea técnicas como la energía solar y la biomasa. Armonizado con el paisaje, en la Alpujarra y al abrigo de Sierra Nevada, auna decoración moderna y rústica en el exterior y en las habitaciones, la mayoría con vistas a los viñedos.

Hacienda Señorío de Nevada cuenta con un restaurante, donde sirven desde ibéricos y setas de la tierra hasta brocheta de rape y langostinos o solomillo de buey con polenta de queso y salsa de oporto.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Roca Moo, del hotel Omm de Barcelona, está asesorado por los hermanos Roca.
  • StreetXO es la locura de David Muñoz en pleno Corte Inglés de Callao (Madrid).
  • Vuelve Carolina es el gastrobar de Quique Dacosta en el centro de Valencia.
  • Triciclo, en pleno Barrio de Las Letras de Madrid, es el bombazo de la temporada.
  • ‘Merendola de fuá’ o ‘porrupatathai’… es A fuego negro, en el centro de Donostia.

StreetXo Madrid

Nunca se comió tan bien en España. A la espléndida y variada gastronomía tradicional le han salido variaciones creativas y vanguardistas que han puesto a España en la primera fila de la gastronomía mundial. Claro que muchas de esas propuestas son prohibitivas. Comer hoy en El Celler de Can Roca, como ayer lo fue en El Bulli, no está al alcance de todos los bolsillos. Pero afortunadamente, la creatividad es tanta que han surgido propuestas de calidad y asequibles, muchas de algunos de los mejores cocineros.

Roca Moo
Los hermanos Roca asesoran este restaurante del Hotel Omm de Barcelona, dirigido por el jefe de cocina Felip Lluifriu. La cultura gastronómica catalana queda representada en sus diferentes menús: de 45 a 110 euros.

StreetXO
En la barra canalla de David Muñoz, de DiverXO, hasta seis cocineros juegan con las planchas, los woks y el horno. De esa cocina reducida salen pequeñas maravillas como su dim sum de oreja de cerdo a la plancha o el curioso sándwich club, con aromas de Asia y el Magreb. Y todo en pleno centro de Madrid: en el mismísimo Gourmet Experience de El Corte Inglés de Callao.

Vuelve Carolina
Quique Dacosta ha creado este gastrobar en el centro de Valencia. No falta el arroz ni la fideuá o el guiño a Japón con su sashimi de mero. De paso homenajea a otros cocineros: pescado a la romana por Ángel León (Aponiente), las mollejas por Eneko Atxa (Azurmendi) y el tostitaco por Enrique Olvera (Pujol).

Triciclo
Javier Goya, Javier Mayor y David Alfonso se han convertido en el bombazo de la temporada con este restaurante entre tasca y casa de comidas. En Triciclo, en pleno Barrio de Las Letras de Madrid, se pueden tomar desde una ostra al natural a un ají de pintada pasando por un bacalao asado o un steak tartar. Los precios son más que asequibles gracias a sus medias y tercias raciones.

A fuego negro
Lo mejor para el primerizo es no preguntar y descubrir ya en la mesa lo que será la “merendola de fuá!”, la “porrupatathai”, el “postre de pera y kalimotxo” o la “fresa con txokolate zombie!”. Siempre lleno, el local nos espera en el centro del casco viejo de San Sebastián.

Nakeima
Este bar-restaurante es tan exclusivo que ni siquiera admite reservas. En Nakeima funciona el formato de “hoy tenemos”, que puede que sea dim sum de rabo de toro o alguno de los niguiris que preparan frente al comensal. Se encuentra en el madrileño barrio de Argüelles.

La taberna del Campero
En Zahara de los Atunes está el hijo de la casa madre, El Campero, y el buen hacer frente a los fogones de Pepe Melero. Se han especializado en mariscos y arroces, pero también hay delicias como el tartar de calamar con caramelo de marisco, el sashimi o el tartar de atún.

Punto MX
Roberto Ruiz acerca el mexicano de lujo en Madrid. Tortillas artesanas, guacamole y escamoles –las huevas de hormiga– en temporada, uno de los únicos restaurantes que los ofrece en España.

By 13
Carles Tejedor abrió este restaurante informal en Barcelona, tras una larga temporada como jefe de cocina en Via Veneto. Tiene tres menús degustación de 25, 40 y 60 euros. Cóctel con tapita y copas hasta altas horas de la noche.

Al trapo
El cocinero Paco Morales asesora la cocina de este restaurante ubicado en el Hotel de las Letras de Madrid. Su carta se puede compartir y comer casi toda con las manos, como los aireados de tortilla de patata. Tienen una espléndida oferta de cócteles para el aperitivo.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • Es un paraíso para los amantes del surf, el ‘windsurf’ o el ‘kitesurf’.
  • El viento la convierte en lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos.
  • Pese a ser la más frecuentada por los vecinos de Puerto del Rosario, se trata de una playa poco masificada, donde pasear libremente.

Playa Blanca, Fuerteventura

Playa Blanca, situada a escasos dos kilómetros de la capital de Fuerteventura, Puerto del Rosario, es una playa poco turística, ideal para quienes quieren dar largos paseos sobre la arena mojada o buscan un poco de aventura y deporte en el mar.

En esta playa –la más famosa de Fuerteventura– sopla bastante viento, lo que hace de ella un lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos. Con 875 metros de largo y unos 45 de ancho, les encanta a los que practican surf y windsurf.

Está a solo cinco minutos de Puerto del Rosario y con fácil acceso en coche, en autobús o incluso a pie. Se trata de una playa poco masificada, pese a ser la más frecuentada por los vecinos de la capital majorera –término con el que se denomina a los habitantes de Fuerteventura–. Aquí no habrá que esquivar sombrillas, toallas ni bañistas jugando con las palas.

Sobretodo en invierno, Playa Blanca es –gracias al viento– un paraíso para los amantes del surf, el windsurf o el kitesurf. Y como era de esperar, hay un gran número de escuelas y cursos intensivos para principiantes.

Playa Blanca es la famosa, pero no la única playa. Playa de los Pozos, frente al paseo marítimo de la ciudad, tiene la ventaja de estar a solo unos metros del núcleo urbano, mientras que Puerto Lajas y Los Molinos conservan el encanto de los paisajes marineros.

Podemos aprovechar para hacer un par de excursiones muy interesantes al interior de Fuerteventura. El pueblo de Tefía, donde podemos visitar el Ecomuseo de La Alcogida, es un conjunto de casas antiguamente ocupadas por los campesinos del pueblo.

A escasos kilómetros de la capital y cerca de Guisguey, las Casas de Felipito recrea el hábitat de los majoreros de Fuerteventura que tuvieron que adaptarse al paisaje desértico para poder cultivar.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay

Noticias, información, fotos y curiosidades sobre viajes en nuestro buscador.-

20MINUTOS.ES

  • En Barcelona, Madrid, Bilbao, Valencia y Santander tenemos buenos ejemplos.
  • El de La Boquería, en Las Ramblas de Barcelona, se ha convertido en el más emblemático de todos los mercados de la Ciudad Condal.
  • San Miguel es uno de los espacios gastronómicos más ‘cool’ de Madrid.

Mercado de San Miguel

Los mercados se han adaptado a los nuevos tiempos. Ahora que compramos más en el súper, los mercados son más que un lugar de venta de alimentos; muchos de ellos se han reinventado como auténticos espacios de ocio gastronómicos. Tapas, pinchos, restaurantes, vinos, librerías, espacios de exposiciones y a veces hasta puestos de alimentación. En Barcelona, Madrid, Bilbao, Valencia y Santander tenemos algunos buenos ejemplos.

Mercado de La Boquería, Barcelona
Situado en Las Ramblas, se ha convertido en el más emblemático de todos los mercados de la Ciudad Condal. Los puestos tradicionales conviven con otros que se dedican sólo a los chocolates y bombones, los quesos, los frutos secos, las hierbas aromáticas o las legumbres. Por haber, hay puestos que se dedican a vender un solo alimento: es el caso del plátano, los huevos o el bacalao. Además, un sinfín de bares donde podemos saborear tanto especialidades locales como menús a buen precio.

Mercado de San Miguel, Madrid
Lo primero que llama la atención es su exterior: un edificio con estructura de hierro y una crestería de cerámica, que está declarado Bien de Interés Cultural. Aquí los puestos de toda la vida casi han desaparecido (quedan una frutería y una pescadería). Hoy San Miguel es uno de los espacios gastronómicos más cool de la capital, repleta siempre de turistas. Es ideal para encontrar productos de primera calidad, hacer pequeñas degustaciones o compartir un buen vino con sus pinchos.

Mercado de la Ribera, Bilbao
Además de poseer una gran belleza exterior e interior es reconocido como el Mercado Municipal de Abastos más completo por el Libro Guiness, siendo el más grande que existe en cuanto a número de comerciantes y puestos, así como el mayor mercado cubierto de toda Europa gracias a sus 10.000 metros cuadrados. Ubicado junto a la ría de Bilbao y el puente de San Antón, está compuesto por tres plantas y cerca de 200 comercios, donde podemos encontrar alimentos para todos los gustos.

Mercado Central de Valencia
El mercado tradicional, en un hermoso edificio modernista, fue rehabilitado en 2004 y se le sometió también a una puesta al día para otorgarle un aire de innovación y modernidad. La compra está llena de encanto por la belleza de su arquitectura y la tradición e historia del mercado, pero además está llena de sorpresas porque esporádicamente se organizan aquí eventos culturales.

Mercado Santa Caterina, Barcelona
Situado a escasos metros de la Catedral, es famoso por su cubierta ondulada y multicolor. Turistas y vecinos del barrio comparten un mismo espacio donde la gastronomía es la protagonista. Frutas y verduras de la huerta catalana, puestos de legumbres, carnes, pescados, salazones, embutidos, quesos y hasta un restaurante (Cuines de Santa Caterina).

Mercado del Este, Santander
Fue remodelado en el año 2000, conservando su superficie de grandes losas y su imponente techo de madera con grandes ventanales. Ocupa 2.690 metros cuadrados en los que podemos encontrar las antiguas tiendas de ultramarinos y todo tipo de puestos de alimentación, además de restaurantes, bares y cafeterías.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!





Viajes

No hay


Publicidad

Categorias

Blogroll